El próximo viernes, 8 de Junio, la Iglesia celebra la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, a pedido explícito del mismo Cristo a Santa Margarita María de Alacoque... “Te pido que el primer viernes después de la octava del Corpus se celebre una fiesta especial para honrar a mi Corazón, y que se comulgue dicho día para pedirle perdón y reparar los ultrajes por él recibidos durante el tiempo que ha permanecido expuesto en los altares”. “También te prometo que mi Corazón se dilatará para esparcir en abundancia las influencias de su divino amor sobre quienes le hagan ese honor y procuren que se le tribute”, añadió.

San Juan Pablo II decía que “esta fiesta recuerda el misterio del Amor que Dios alberga por los hombres de todos los tiempos”. Podéis ver un video PINCHANDO SOBRE LA FOTO (viene de la web aciprensa).

Un solo Dios en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Un misterio es todo aquello que no podemos entender con la razón. Es algo que sólo podemos comprender cuando Dios nos lo revela.

El misterio de la Santísima Trinidad -Un sólo Dios en tres Personas distintas-, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, pues es el misterio de Dios en Sí mismo.

Aunque es un dogma difícil de entender, fue el primero que entendieron los Apóstoles. Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los católicos creemos que la Trinidad es Una. No creemos en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, sabemos que cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Con todo, las personas de la Santísima Trinidad son distintas entre sí, dada la diversidad de su misión: Dios Hijo-por quien son todas las cosas- es enviado por Dios Padre, es nuestro Salvador. Dios Espíritu Santo-en quien son todas las cosas- es el enviado por el Padre y por el Hijo, es nuestro Santificador (viene de la web Catholic.net).

...De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento, que resonó en toda la casa donde se encontraban. Entonces vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse... (Hechos de los apóstoles 2, 2-3).

La fiesta de Pentecostés conmemora la llegada del Espíritu Santo a los discípulos de Jesús, después de la Ascensión. Y, tal como lo prometió, el Maestro no les dejó solos. La promesa del Señor se cumple y la Iglesia comienza a caminar con pujanza gracias al influjo del Espíritu. Los apóstoles, hombres sencillos, pescadores del lago, se convierten en doctores de la fe y predicadores de la Palabra. Ese es el gran milagro de Pentecostés. El espíritu Santo continúa acompañando a la Iglesia en su, siempre, muy difícil andadura. Pero ahí está...recordando que el amoir es camino y meta para salvar al mundo. (viene del boletín Parroquial de Ntra. Sra. de la Paz de Marmolejo).

Y llego mayo, mes de María, un año más nos reunimos en torno a Ella un nutrido grupo de personas para expresarle nuestra admiración y devoción; abriendo de par en par, las puertas de nuestra Casa de Hermandad.
La Imagen se traslado desde la Iglesia de Jesús hasta la Casa Hermandad donde se colocó y engalanó para la ocasión, rindiéndole pleitesía; comenzando el acto con el rezo del Santo Rosario por parte de Loli Cerezo, a continuación de las plegarias por parte de Manuel Martínez; para finalizar el mismo con la interpretación de un canto Eucarístico por María Barbalan; con él, se dió por finalizado este emotivo y entrañable acto dedicado a nuestra Madre. Así mismo este año fue emitido en directo, a través del grupo que tiene la Hermandad en la red social de facebook.

 

El pasado miércoles 16 de Mayo, en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Paz, tuvo lugar la celebración del Sacramento de la Confirmación bajo la mirada maternal de la Santísima Virgen de la Paz, Patrona y Alcaldesa Perpetua de Marmolejo. La misma estuvo presidida por nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro y concelebrada además del Párroco, D. Miguel Angel Jurado Arroyo, por el Rector del Seminario, D.  Juan Francisco Ortiz,  y D. Juan Solís Agudo, sacerdote hijo del pueblo. Participando igualmente tanto los confirmandos como sus catequistas en las lecturas, moniciones, preces, ofrendas y colecta de manera ordenada, así como la animación del coro más joven.

Fue una preciosa Eucaristía, con un marcado carácter festivo, en la que recibieron el Sacramento de la Confirmación de manos del Prelado jiennense, terminando así su iniciación cristiana, 46 adolescentes y 16 adultos que han estado preparándose durante años para este momento tan importante en su vida cristiana. Precisamente, algo que nos recordaba nuestro Obispo en su homilía, es que “un cristiano nunca debe dejar de prepararse para conocer cada vez mejor a Cristo y su enseñanza, que es tan grande que jamás dejaremos de aprender algo nuevo para poner en práctica en nuestra vida”.

Recemos por los adolescentes y adultos que recibieron el sacramento de la confirmación, para que la Fuerza del Espíritu Santo les guie en esta nueva etapa de su vida cristiana. Recemos también por sus catequistas que durante estos años los han acompañado en su formación cristiana. Y recemos de manera especial por nuestra Diócesis para que cada día nos esforcemos por mostrar a todos el gran Amor que Dios nos tiene y velar por que todos los que formamos la Iglesia conozcamos cada día más a Cristo y su Evangelio ya que conocerlo es amarlo y amarlo es seguirlo (D. Miguel Ángel Jurado Arroyo, Párroco de Ntra. Sra. de la Paz de Marmolejo). PARA VER LA NOTICIA PINCHAR AQUI (noticia viene de la web de la Diócesis de Jaén).