La Iglesia celebra la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, a pedido explícito del mismo Cristo a Santa Margarita María de Alacoque... “Te pido que el primer viernes después del Corpus se celebre una fiesta especial para honrar a mi Corazón, y que se comulgue dicho día para pedirle perdón y reparar los ultrajes por él recibidos durante el tiempo que ha permanecido expuesto en los altares”. “También te prometo que mi Corazón se dilatará para esparcir en abundancia las influencias de su divino amor sobre quienes le hagan ese honor y procuren que se le tribute”, añadió.

San Juan Pablo II decía que “esta fiesta recuerda el misterio del Amor que Dios alberga por los hombres de todos los tiempos”. Podéis ver un video PINCHANDO SOBRE LA FOTO (viene de la web aciprensa).

"Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mi jamas tendrá sed" (Jn 6.35).

El pasado 14 de junio (Domingo), Festividad del Corpus Christi; se celebró en la Parroquia de Nuestra Señora de la Paz la Eucaristía, donde y durante la misma, se rezó por todas las víctimas de la pandemia que estamos viviendo y por todas aquellas personas, que desde cualquier ámbito, han contribuido a salir adelante en estos momentos de dificultad. Igualmente y en este año, de manera especial, se ha pedido por el Obispo de nuestra Diócesis de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, en el 50 aniversario de su ordenación sacerdotal.

Una vez finalizada la Misa, Jesús Sacramentado era expuesto para la adoración de todos los fieles.

¡ALABADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR!

 

 

 

 

Fotos: Cofradía de Ntra. Sra. de la Paz y San Julián de Marmolejo

ADORADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO

 

- DÍA 11 DE JUNIO (jueves):

A las 20:00 horas: Santa Misa. Vigilia Extraordinaria Corpus.

- DÍA 13 DE JUNIO (sábado):

A las 12:00 horas: Repique de campanas.

- DÍA 14 DE JUNIO (Domingo):

A las 10:00 horas: Eucaristía. A continuación Adoración Eucarística en el templo Parroquial.

Desde la Parroquia y la Sección de Adoración Nocturna, invitamos a todo el pueblo a adornar los balcones y a vivir con ilusión y esperanza el día del Señor.

Nota: la asistencia estará limitada por el aforo que en ese momento permitan las Autoridades.

"Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mi jamas tendrá sed" (Jn 6.35).

 

Continuando con las acciones solidarias en este tiempo en el que vivimos, la Hermandad en esta ocasión ha hecho acopio de alimentos que eran destinados a Cáritas Parroquiales para su distribución. Alimentos que han sido adquiridos en el pequeño comercio de nuestra localidad, como forma de colaboración con ellos, en estos momentos tan difíciles y además en agradecimiento a su ayuda cuando se les ha solicitado.

Ha sido el pasado sábado, 13 de junio, vísperas de la festividad del Corpus Christi, día de la Caridad, cuando a través de nuestro Vocales de Caridad, hemos hecho entrega de estos alimentos a los miembros de Cáritas de nuestra localidad para su posterior reparto; con dichos alimentos se han entregado tamibén parte de las mascarillas donadas a la Hermandad por las Costureras solidarias de Marmolejo.

Así mismo queremos informaros que se continua con la Campaña de donativos para claveles que hubiese llevado el paso de Nuestro Padre Jesus en la Madrugá del Viernes Santo y al no celebrarse dicha Estación de Penitencia; se han mantenido en algunos establecimientos de la localidad las huchas, destinado su recaudación y tal y como se aprobó en Junta, a donativo, colaboración y ayuda donde nos soliciten y sea necesario.

Un solo Dios en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Un misterio es todo aquello que no podemos entender con la razón. Es algo que sólo podemos comprender cuando Dios nos lo revela.

El misterio de la Santísima Trinidad -Un sólo Dios en tres Personas distintas-, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, pues es el misterio de Dios en Sí mismo.

Aunque es un dogma difícil de entender, fue el primero que entendieron los Apóstoles. Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los católicos creemos que la Trinidad es Una. No creemos en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, sabemos que cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Con todo, las personas de la Santísima Trinidad son distintas entre sí, dada la diversidad de su misión: Dios Hijo-por quien son todas las cosas- es enviado por Dios Padre, es nuestro Salvador. Dios Espíritu Santo-en quien son todas las cosas- es el enviado por el Padre y por el Hijo, es nuestro Santificador (viene de la web Catholic.net).